Estás aquí: Inicio / Cine y TV / Cortos para un final de Master

Cortos para un final de Master Los alumnos del Master de Dirección nos hablan de su experiencia con los ejercicios finales. Una crónica de Javier Mateo.+

Rodaje de “La lavandería”

 Es final de mayo y se percibe en el ambiente de la escuela una extraña mezcla de sensaciones: por un lado, los alumnos son conscientes de que pronto el curso dará a su fin. Por otro, las tareas finales y más complejas se acumulan y es cuando más actividad se advierte entre los compañeros. Los ejercicios finales reúnen prácticamente a todos los masters, lo que implica que estudiantes de dirección, de producción, de foto, de arte, de postproducción, formen grupos de trabajo en común y aúnen sus fuerzas para sacar adelante proyectos en los que cada uno de ellos son pieza clave de los mismos.

Algunos de estos alumnos han concluido ya los rodajes y se encuentran inmersos en la fase de postproducción. 

Houssein Hijazi es uno de ellos. Recientemente ha dado por terminado el rodaje de su corto ‘La lavandería’, un proyecto con un fuerte poso de drama que nos narra una serie de historias basadas en personajes reales de mujeres maltratadas que decidieron acabar con la vida de sus maridos. En palabras del propio director: ‘Quería transmitir la búsqueda de la libertad y de la felicidad. Algo como una canción de amor lavado a 90ºC: la vida siempre es igual, nos hace reír y llorar, el mal se viene y se va. La evolución del amor en una pareja: lo que es un principio y lo que puede terminar siendo. Adónde es capaz de llegar y por qué. Parece mucho para un corto de 10min. Para mí es lo que es y ‘el mensaje’ se encuentra escondido en la BSO y en las decisiones de la protagonista‘. 

En cuanto al origen de ‘La lavandería’, nos cuenta: ‘La idea surgió hace unos 4 años, cuando entré por primera vez en una lavandería en Madrid. Todo era muy interesante, ya que nunca había entrado en una: el calor y el rumbo de las maquinas, ropa sucia, mojada y seca, el dueño, sus clientes, la radio que sonaba al fondo en un despacho y los olores me hicieron soñar con esta idea. El guión ha permanecido tres años metido en un cajón, siempre pensando en la posibilidad de rodarlo. Este último año le he ido dando forma y estructura‘. 

Fotograma de ‘Lavandería’ 

Para Houssein, este rodaje fue muy especial al suponer un antes y después en su vida.Con él termino tanto la carrera como un proyecto que me persiguió durante varios años, y que señala el inicio de mi ser como cineasta’.

‘Quería transmitir la búsqueda de la libertad y de la felicidad. Algo como una canción de amor lavado a 90ºC’

Preguntándole acerca del rodaje y de los compañeros:  ‘Afortunadamente he podido contar con un fabuloso equipo, muy talentoso, que han estado muy atentos y cuidadosos desde el primer momento. Todos han dado una pequeña parte de su vida  a la historia. Lo peor del rodaje fue el tiempo, nuestro enemigo número uno. Tuve que ajustar mucho el planing. ¿Lo más bonito? Algunos integrantes del equipo, a los que les afectó el viaje de la protagonista: Ingrid. ¡Estoy seguro que no olvidaran este proyecto! Los rodajes siempre son complicados. Cada uno es un mundo y he aprendido a amarlos de una manera muy especial (aunque siempre te hacen sufrir porque nunca sabes lo que te espera). Siempre hay algo entre vida y muerte o guerra y paz, un fuerte colocón o una energía invisible o todo junto, que me hace sentir vivo’. 

Para sacar adelante el corto ‘La lavandería’, fue indispensable el trabajo de producción. Concretamente el de la Directora de Producción, Belén Benítez Urzola, a quien Houssein cita: ‘Afortunadamente conté con su ayuda. Juntos hemos apagado muchos fuegos. Es una gran profesional.’

Pero Houssein sabe que todavía queda una parte muy importante del proceso: La postproducción, allí donde se construye en gran medida la imagen final del corto: La parte de montaje es también algo especial, ha marcado el ritmo desde el guión y sería complicado ponerse a ello sin tener algunos conocimientos previos’. 

Rodaje de ‘Lavandería’

Pablo Martínez Pardo también ha acabado recientemente la fase de rodaje de su corto, titulado ‘¿Y esto cuándo sale?’, y se encuentra en la fase de postproducción. En su proyecto, se mezclan historias que le tocan muy de cerca y que conforman una historia con un contenido social de rabiosa actualidad: Es la historia de una profesora afectada por los recortes en educación, que decide pedir ayuda a su hermano, que trabaja en televisión. Juntos deciden hacer un reportaje en los informativos acerca de este caso concreto. Podría decirse que mi historia habla de cómo se concibe un documental, cómo se maneja o ‘manipula’ una información para contársela al espectador. El argumento tiene de biográfico que yo fui cámara para unos informativos de televisión. Además, mi madre es profesora de Educación Especial. La historia está basada en un hecho real. Incluso los nombres de los personajes coinciden con nombres de personas reales que me rodean (aunque sus historias no tienen nada que ver con las de los personajes)’.        

En cuanto a la experiencia del rodaje, Pablo confiesa haberse sentido muy cómodo debido a que era el primer proyecto en el que él tenía un control casi total. ‘En los rodajes necesito estar al tanto de todo y decidir sobre ello, aunque también delego mucho. No soporto que se me caiga un plano. Soy muy estricto en cuestión de tiempos. En este rodaje he podido sacar todas las herramientas que me han enseñado en años anteriores‘.   

‘Mi historia habla de cómo se concibe un documental, cómo se maneja o ‘manipula’ una información para contársela al espectador’

Para Pablo, la forma de su proyecto resultaba esencial. Su intención era aplicar lo aprendido durante su experiencia laboral con el fin de describir de forma explícita el funcionamiento del lenguaje televisivo. Algo nunca hecho hasta el momento: ‘Este corto no lo podría haber hecho nadie que no hubiese trabajado en TV llevando la cámara al hombro. Yo mismo rodé los planos para extraer esta forma de filmar. No existe ninguna película que haya seguido este método (puede que sí existan casos respecto al empleo del color para dar un toque de realismo, o al tratamiento de la imagen, pero no hay ejemplos que se preocupen por la forma). Lo cinematográfico te habla de problemas sociales, y lo televisivo de la manipulación de las noticias. Quería aunar estos dos lenguajes.’   

En lo concerniente al trabajo en grupo, Pablo solo tiene buenas palabras para hablar del resultado: ‘A nivel de equipo hay gente muy buena en la escuela. Para mí fue todo un placer trabajar con ellos. Todos se han portado excelentemente y han entendido perfectamente la idea. Para ser mi primera experiencia en este sentido, ha salido con muy buen sabor de boca. Lo normal es que, al ser tantas horas, siempre surjan inconvenientes y problemas, pero nada de esto ha sucedido‘.   

Making off de ‘Drama’

Por último, tenemos a Sara González y el proyecto titulado ‘Drama’. En sus propias palabras, el corto se define como una bizarrada en una peluquería de muñecas’. Dentro de su tono humor, añade que la idea se le ocurrió ‘un día que fui a depilarme’. En cuanto a la experiencia obtenida a lo largo de todo el proceso: ‘Aprendí muchísimo. Sobre todo que un rodaje es un intercambio de energía entre personas. Que esta energía se debe mimar muchísimo cuando es positiva, porque entonces se vuelve muy poderosa’. Sara define a las personas que le acompañaron en este viaje como ‘gente que creía en lo que estaba haciendo. Personas con talento y arrojo’. Siempre es importante apoyarse en personas con las que se comparten gustos e inquietudes, y si además se las conoce y se sabe que el trabajo con ellas va a resultar más sencillo de realizar, todo parece perfecto.

‘Un rodaje es un intercambio de energía entre personas. Que esta energía se debe mimar muchísimo cuando es positiva, porque entonces se vuelve muy poderosa’

A la hora de conocer un poco más un proyecto, conviene conocer las referencias en las que puede soportarse, todo ese cúmulo de referentes que pueden inspirar a una persona a la hora de llevar a cabo una obra propia:Pretendes apoyarte en los mejores directores a la hora de crear los planos. Te pones una película de Bresson o de Kubrick y dices: eso quiero, voy a copiarlo. Aunque ahora que lo reconozco siento que suena a chiste cruel. Pero todo es un chiste cruel. Mejor quedarse con el chiste.’  

Le preguntamos a Sara si, una vez concluido ‘Drama’, tiene en mente afrontar futuros proyectos: ‘Pretendemos continuar haciendo cortos durante el verano. Nos hemos juntado un grupo de gente que sentimos lo mismo, que esto es adictivo y que  lo mejor acaba de empezar’.

Desde TAI os damos la enhorabuena por el trabajo que hasta ahora lleváis realizado. Os deseamos, además, un futuro prometedor lleno de proyectos éxitos.

Javier Mateo Hidalgo 

 

This plugin does not have a valid Facebook access token. Please use your admin panel to login with Facebook.

Scroll To Top