Estás aquí: Inicio / Cine y TV / Crónica del taller de Vídeo-Creación de los alumnos del Grado en Cinematografía en el Cabo de Gata

Crónica del taller de Vídeo-Creación de los alumnos del Grado en Cinematografía en el Cabo de Gata Organizado por Rosa Jiménez y Juan Francisco Viruega del 20 al 23 de junio+

El pasado 20 de junio a las 15:00h de la tarde un grupo de Transformadores llega a Almería. Algo cambia en el aire de forma inmediata: “Creadores… Cabo de Gata nos espera. ¡Que comience la aventura!”.

Todo empieza con las presentaciones correspondientes, las detalladas hojas de ruta, los imprevistos de turno… Y algún que otro accidente en tan solo las primeras horas de viaje. Según nos desplazamos al que se convertiría en nuestro pequeño refugio durante esos cuatro días, nos encontramos con las primeras pinceladas de un paisaje tan absorbente que nos obligaba casi inconscientemente a recorrer cada rincón con nuestras cámaras. Lo más atractivo eran esas preciosas y ocultas calas a las que no nos podíamos resistir.

Taller de vídeo-creación alumnos Grado de Cine en Almería

Durante unos días nos convertimos en una pequeña familia de niños ansiosos por descubrir una tierra que nos parecía un mundo nuevo. Siempre con ganas de jugar y divertirnos a cada paso que dábamos. Se podría decir que fue ahí, tras la primera noche, donde el taller de creación empezó oficialmente. Cargamos todo el equipo y salimos a inspeccionar, quedándonos fascinados con los lugares más remotos. Si había un lugar pequeño, oscuro y cochambroso, ahí estábamos lostransformadores husmeando.

Disfrutamos de todo tipo de paisajes: desde las marinas más bellas hasta el infinito desierto de Tabernas. Tuvimos el privilegio de presenciar grandes escenarios del cine en vivo y en directo, a la vez que construíamos los nuestros propios a cada paso. Tampoco puedo olvidarme de la impresión causada al transitar lugares en que ocurrieron hechos históricos, como El Cortijo del Fraile.

Taller de vídeo-creación alumnos Grado de Cine en Almería

Tras unos días tan intensos se acercaba el final, acompañado de una gran emoción por todo lo vivido y, a su vez, de una inmensa tristeza porque se acababa demasiado pronto. Pero, ya que había que despedirse de tan grata experiencia, había que hacerlo por la puerta grande. Y, ¿qué mejor forma que celebrando la Noche de San Juan en la playa donde comenzó todo el primer día? Pasamos la tarde recopilando madera que arrojar a la hoguera:  alrededor del fuego celebramos el fin de una gran etapa y el inicio de otra todavía mejor.

Texto: Leilah Pérez Macías
Alumna del Grado en Cinematografía y Artes Audiovisuales TAI-URJC

Taller de vídeo-creación alumnos Grado de Cine en Almería

Scroll To Top