Estás aquí: Inicio / Cine y TV / ‘El Hombre de los Puños de Hierro’: Tarantino presenta, no ejecuta

‘El Hombre de los Puños de Hierro’: Tarantino presenta, no ejecuta Por César Pereyra+

 

 

Cuando un herrero sea mutilado por una banda de mercenarios en busca de un tesoro, deberá utilizar todas sus habilidades para crear el arma perfecta que le permita obtener venganza. Para lograrlo, unirá fuerzas con Jack Knife (Russell Crowe), un soldado ingles en busca del botín, y Zen Yi (Rick Yune) hijo del legendario líder del clan León.

Fue el año pasado cuando pude apreciar el primer avance de esta cinta, con la cual RZA (Robert Fitzgerald Diggs) hace su debut direccional. Lo primero que me impresionó fue saber que el talento creativo de Quentin Tarantino y Eli Roth estaban detrás de este proyecto. Aunado a eso, RZA fue el responsable de las bandas sonoras de dos grandes pelas de acción: ”Blade” (la cual recuerdo haber visto con mi hermano en una de las pocas oportunidades que hemos ido al cine) y la bilogía ”Kill Bill”

Fue justamente en esta última donde se comenzó a desarrollar la relación artística que lo uniría con el buen Quentin, esto debido a la compartida predilección de ambos por aquellas antiguas películas de artes marciales, algo que se vio muy claramente en esta cinta. Lamentablemente, si bien el concepto y la historia son interesantes, la consecución de las mismas fue muy lamentable. 

 

Desde los créditos iniciales me di cuenta de lo que sería el común denominador de esta película: el desorden. El horrendo montaje, pésimo dialogo (tratando siempre de copiar el estilo de Quentin y no arriesgándose a crear uno propio) y, especialmente, la coreografía de las batallas. Este último punto me decepcionó muchísimo, ya que  hubo un uso excesivo de efectos visuales que no hicieron más que brindarle a estas escenas un altísimo grado de inverosimilitud y ridículo, a pesar de contar con un coreógrafo como Corey Yuen, quien ha trabajado en geniales cintas como ”Retroceder Nunca, Rendirse Jamás” (una de mis favoritas), ”Arma Letal 4” y ”Romeo debe Morir”.

 

“El gran carisma de Crowe permitió sobrellevar el pésimo diálogo otorgado a su personaje”

 

De las pocas cosas que puedo resaltar, esta la presencia de algunos actores que se cargaron el peso total de la película. Russell Crowe interpreta a Jack Knife, un soldado inglés que busca del tesoro sobre el cual gira la película.  A pesar de haber sufrido con la traducción al idioma español, el gran carisma de Crowe permitió sobrellevar el pésimo diálogo otorgado a su personaje. Por otra parte, la sensacional Lucy Liu es Madam Blossom, dueña de un prostíbulo donde ocurre gran parte de la acción (los dos tipos claro está). Inicialmente vista como un personaje de relleno, fue un tremendo gusto verla tomar protagonismo casi en el desenlace, en un rol que me recordó mucho a O-Ren Ishii (con las abismales diferencias que ello implica). También quiero mencionar a Dave Batista como Brass Body, un mercenario capaz de transformar la totalidad de su cuerpo en metal. Con muy poco pero eficaz lenguaje facial, debo decir que me creí el papel de Batista en las pocas apariciones que tuvo. Todo lo contrario sucede con nuestro protagonista, el herrero fabricante de armas que estuvo a cargo del mismo RZA, en uno papel que francamente dejo mucho que desear, compitiendo palmo a palmo con Kristen Stewart por el premio ”Personaje sin expresión facial 2012”. No hubiera costado nada contratar a un actor con mas capacidad histriónica. 

 

“Si me pidieran resumir en una palabra esta película, pues utilizaría ”conformismo”. Pareció un simple ”copy/paste” de algunas de las técnicas más resaltantes del maestro Tarantino” 

 

Es francamente difícil creer que habiendo trabajado en excelentes películas, RZA no haya querido darse cuenta de los graves errores que comete en esta. Si me pidieran resumir en una palabra esta película, pues utilizaría ”conformismo”. Pareció un simple ”copy/paste” de algunas de las técnicas más resaltantes del maestro Tarantino sin la mínima intención de darle un valor agregado que, en el caso de no poder mejorarlo, al menos hacer de esta experiencia un poco diferente.

Siendo su primera experiencia detrás de una cámara, nos brinda una propuesta diferente en concepto pero usual en ejecución. Solo queda esperar que la experiencia permita pulir aquellas ideas que servirán para filmes venideros. 

 

_César Pereyra

 

Scroll To Top