Estás aquí: Inicio / Cine y TV / El Origen de los Guardianes: Gran dosis de esperanza para un mundo que la necesita

El Origen de los Guardianes: Gran dosis de esperanza para un mundo que la necesita Por César Pereyra+

Jack Frost (Chris Pine) no entiende porque los niños no pueden verlo ni recordarlo. Cuando estaba a punto de rendirse, es llamado por el Conejo de Pascua (Hugh Jackman) para unirse a ”Los Guardianes”, grupo liderado por Santa Claus (Alec Baldwin) y que tienen como objetivo detener al malvado The Pitch (Jude Law), quien intenta convertir los sueños e ilusiones de los niños en oscuras pesadillas.

Desde el estreno de ‘Antz’, allá por el año 1998, Dreamworks ha sido consistente en la entrega de películas animadas de gran calidad. A pesar de no llegar al nivel de  minuciosidad de su principal competidora Pixar, el estudio creado por Spielberg, Katzenberg y Griffin (de ahí viene las siglas ”SKG” en la parte inferior del logotipo) ha sido el responsable de las franquicias ‘Shrek’, ‘Madagascar’ y ‘Kung Fu Panda’, brindándonos grandes historias y mejores personajes.

Basada en el libro ‘Guardians of the Childhood’, de William Joyce y en el corto ‘Man in the Moon’, también de Joyce y la compañía de animación Reel FX, la cinta presenta personajes tradicionales de épocas festivas, pero con un toque moderno que pueda ajustarse a la visión que un niño tiene de ellos. Desde el buen Santa Claus (Alec Baldwin) hasta el juvenil Jack Frost (Chris Pine), todos tienen un desarrollo y diseño lo suficientemente sencillo y eficaz como para que tanto niños como adultos puedan disfrutar de la película sin sentir que están viviendo algo de otra época. Retratar al buen Santa como un hombre enorme, con tatuajes en los brazos y espadas como armas es demasiado arriesgado, pero tanto Peter Ramsey (Director) como Guillermo del Toro (Productor) lo hicieron tratando de respetar muy bien la visión que cada generación tiene de estos ‘Guardianes’. 

Ambientada 200 años después de los sucesos del libro para no generar comparaciones, ‘El Origen de los Guardianes’ presenta un balance argumental muy bueno, dándole a cada tipo de escena una duración justa que impida saturarnos de lo mismo y permita mantener el interés sobre lo que sucederá en los próximos minutos. Esto es muy bien acompañado por una buena animación, especialmente en ciertas escenas donde intervenía ‘El Creador de Sueños’ quien, sin lugar a dudas, merece un párrafo aparte. 

Siendo, de lejos, uno de los mejores personajes animados que he podido experimentar, este pequeño hombrecito amarillo fue lo mejor de la película. La clave para esto fue darle una gran personalidad y expresividad, mostrando ternura y candidez, pero a la vez mucha fuerza y determinación, con cada una de estas características aprovechadas al máximo en las (pocas) escenas que tuvo. Aunado a esto, el diseño fue grandioso, resaltando claramente no solo por el color sino por estar hecho de arena, lo cual permitía que sus movimientos sean realizados con mucha fluidez y libertad.

Flanqueando muy bien a nuestros personajes principales tenemos al ‘Conejo de Pascua’ en la voz de Hugh Jackman y a la adorable Isla Fisher como ‘El Ada de los Dientes’. La versión que vi fue la traducida, por lo tanto no podría decir si la intencionalidad de las voces originales fue acorde con aquello que sus personajes expresaban en pantalla, pero cada uno aportó a la película la característica que los definió de principio a fin: Coraje y calidez, respectivamente.

Combinar la fantasía e ilusión que una película debe despertar en un espectador no es fácil, y más aún si tienes personajes antagónicos tan sobresalientes como The Pitch (Jude Law), quien muy aparte de tener un diseño un poco simplón, presenta una personalidad oscura pero ligeramente justificable desde su propio punto de vista y con mucha relación a la historia de nuestro protagonista. Manejado de una manera muy fina, sus acciones permiten conocerlo de manera mucho más rápida y eficaz que un extenso diálogo podría hacerlo, llegando a una escena (la mejor por cierto) donde deja de ser el típico antagonista suavetón de historia navideña y pasa a ser una verdadera amenaza para nuestros héroes. 

Con una duración justa de 92 minutos, ‘El Origen de los Guardianes’ no trata de convencernos sobre la existencia de 5 héroes, sino de enseñarnos lo importante que son los valores que ellos representan y en los cuales todo niño debe creer y todo adulto debe recordar: las memorias, lo fantástico, la diversión, la esperanza y, el más importante, los sueños. ¡Soñemos todos juntos!.

 

_César Pereyra

 

 

 

 

Scroll To Top