Estás aquí: Inicio / Cine y TV / ‘En la sombra’, una montaña rusa de emociones

‘En la sombra’, una montaña rusa de emociones Un grupo de alumnos de TAI asisten al encuentro con su director, Fatih Akin, durante la premiere en España +

El director Fatih Akin presentó hace unos días en Madrid su película ‘En la sombra’, ganadora del Globo de Oro 2018 a Mejor Película Extranjera, y mantuvo un encuentro con los medios al que asistieron varios alumnos del Centro Universitario de Artes TAI. Uno de esos alumnos nos ha preparado una crónica de la película y la charla con el director.

———————————————

Cuando te sientas en la butaca dispuesto a ver ‘En la sombra’ de Fatih Akin debes agarrarte bien porque en cuanto empiece te sumergirás en una montaña rusa de emociones que te conectarán con tu parte más humana, dejando atrás la artificialidad y adentrándote en la interpretación de Diane Kruger en el papel de una madre que lucha contracorriente por hacer justicia tras la muerte de su marido y su hijo.

El director nos plantea un personaje que es despojado de su lado más humano: su amor y su hijo. De pronto la vida le arranca de cuajo a sus dos pilares.

Cuando contemplas la mirada de Diane Kruger sientes que estás con ella y en cuanto te envuelves en los planos de este film empiezas a preguntarte por qué este personaje lo pierde todo, por qué nada a contracorriente y por qué siente que la vida ya no le merece la pena. De alguna forma pareces estar al lado del personaje, escuchándolo, oliéndolo, e incluso tocándolo.

Al terminar la película se te vienen a la cabeza muchas preguntas y si tienes la oportunidad, como el pasado lunes, de tener a su director enfrente se te ilumina la cara.

En la charla con Fatih Akin se habló de cómo la mirada de un personaje en la historia lleva al espectador más allá de lo general, más allá de ver una película desde un plano objetivo.

La mirada del personaje de Katja nos hace plantearnos el concepto de justicia y de venganza, adentrándonos en los recovecos de lo moral.

El director aseguró que el trabajo con los actores es uno de los campos que más le interesan dentro del oficio cinematográfico, y es evidente que esa parcela es mayúscula en su obra. Las interpretaciones son una lección y un ejemplo de que cuando das vida a un personaje desde un lugar honesto, la humanidad florece y la naturalidad más artística se expande hacia los ojos y las emociones del espectador.

Más allá de la polémica, esta película muestra un trabajo sincero  que sitúa al espectador en un lugar cercano y que cuenta la mirada  de una madre desde un plano absolutamente honesto.

Vayan a verla, la sombra les hará preguntas que quizás no tengan respuesta.

Javier de Luis González
Alumno del Grado de Artes Escénicas, especialidad Escenografía

Scroll To Top