Estás aquí: Inicio / Artes Escénicas / “Entre todos habíamos hecho algo hermoso, habíamos hecho un buen trabajo”

“Entre todos habíamos hecho algo hermoso, habíamos hecho un buen trabajo” Cronica sobre el 'Proyecto Bretch', la obra final del Curso Avanzado en Arte Dramático+

Los tiempos que corren no son ni por asomo los mejores. Guerras, pobreza, violencia… En pleno siglo XXI el planeta tierra está pasando por malos momentos. Hay manifestaciones, protestas, y de alguna manera nosotros también queríamos contribuir. De ahí nació ‘No Future’ o ‘Proyecto Bretch’Jorge Muriel, responsable del área de Artes Escénicas de la Escuela TAI, nos pregunto qué era lo que cada uno de nosotros cambiaría del mundo. El abuso de poder, la homofobia fueron algunas de nuestras respuestas, así que nos pusimos manos a la obra. ¿De qué manera podríamos plasmar todo eso que queríamos comunicar al mundo en una obra de teatro? Dos palabras, un nombre: Bertold Brech. Fue alucinante leer cómo las cosas sobre las que Bertold había escrito en su tiempo estaban aun hoy tan presentes en nuestra sociedad. La idea la teníamos, ahora solo había que ponerla en marcha.

Seleccionamos 9 escenas de algunas obras del autor como ‘Madre Coraje’, ‘Eduardo II’ o ‘La opera de dos centavos’.  Las repartimos en clase y empezamos a ensayar desde el primer momento. Teníamos muchísimo trabajo y apenas dos semanas y media de tiempo. Las lecturas de guión comprendieron los primeros días dando paso a los ensayos en si. Días de más de 10 horas de ensayo, sumándole a esto el hacer marionetas o buscar vestuario. Dando gracias a que contábamos con la ayuda de gente de escenografía, pues sin ellos habría sido imposible.  Cambiamos mil veces las maneras de hacer las escenas. Hubo momentos de risa y de tensión, bajas de última hora, clases de canto, bailes… Pero seguimos adelante; Teníamos y necesitábamos contar algo, compartir con el mundo esta actualidad que de vez en cuando pasa desapercibida.

No pudimos acceder al sitio donde realizaríamos la obra hasta el fin de semana antes del estreno.  La tensión subía a medida que se acercaba el día del gran y esperado estreno; Al fin y al cabo, era nuestra última actuación juntos y todos queríamos que saliese lo mejor posible. Pasando el ensayo general, nos mentalizamos, nos llenamos de fuerza y esperamos que eso fuese suficiente.

Y llego el día. Maquillaje, peluquería, técnicos de luz, de sonido… Los músicos en su sitio y nosotros de los nervios. Y de pronto, casi sin darnos cuenta se abrió el telón.  No puedo decir que salió perfecta el primer día, pero la disfrutamos. La disfrutamos el primero, el segundo… Pero el tercero fue algo mágicoEl tiempo paso rápido, casi sin darnos cuenta. Pero entre todos habíamos hecho posible algo hermoso. Habíamos hecho posible aquello que deseábamos. Y allí de pie, en el último saludo final, nadie pudo evitar dejar ver alguna que otra lagrima. Lagrimas de pena y felicidad, de pena porque se acababa, pero con la satisfacción de haber hecho un buen trabajo.

Por Daniel Gestido.

 

Scroll To Top