Estás aquí: Inicio / Cine y TV / ‘Looper’: Objetiva y distante. Una fábula «niscif» de obligado segundo visionado

‘Looper’: Objetiva y distante. Una fábula «niscif» de obligado segundo visionado El alumno de cine David Reszka comienza su colaboración en la redacción de crítica cinematográfica para el blog+

Lejos de los anodinos convencionalismos del cine moderno, ‘Looper’ se presenta como una brisa de aire fresco para los amantes del que yo llamo Niscif World (New Independent Science Fiction World), un tipo de cine que se caracteriza por situarse en un futuro alternativo en decadencia, que generalmente es protagonizado por personajes corrientes que acaban actúando como héroes, y ser un desolador pero realista retrato futurista de los tiempos que corren. También priman los llamados «efectos visuales de segundo plano«, que suelen ser curiosos aparatos ultramodernos que destacan en la oscura monotonía de un sexto piso andrajoso y mal decorado o surcando las sucias calles de una ciudad moribunda. Títulos como ‘The Road’, ‘Hijos de los Hombres’ o ‘El Libro de Eli’ se encuentran en este apartado y, aunque algunas sean mejores que otras y presenten ciertas diferencias, todas ellas poseen alguna de las premisas mencionadas.

«Rian Johnson eligió tomar el camino difícil: realizar una película de ciencia-ficción donde apenas se aprecien los efectos especiales»

Rian Johnson, quizá más conocido por dirigir aquella desconocida joya independiente llamada ‘Brick’, vuelve a demostrar que puede consolidarse como un director de culto si se lo propone, pero que no consigue alcanzar la cima de la montaña. Quiero señalar un fundamento que todo cineasta debe tener en su Biblia del Creador de Arte, y es que la innovación lleva al éxito. Johnson sabía que haciendo una película donde Bruce Willis, escopeta en mano, corriese por las calles a lo largo de una efusiva danza de balas con naves ultramodernas surcando los cielos y haciendo explotar coches, casas, lámparas y personas, habría sido un éxito rotundo entre un público poco exigente y acomodado por los latosos títulos de la ya desprestigiada Hollywood. Sin embargo eligió tomar el camino difícil: realizar una película de ciencia-ficción donde apenas se aprecien los efectos especiales y donde la acción se muestre en contadas ocasiones y esta resulte efectiva y sugerente. Ahora bien, realizar una película de esas características puede significar dos cosas: una, que se va a crear una obra de arte que podría pasar a culto instantáneo si se es un genio, o dos, que alguien se va a llevar un portazo en las narices. Desgraciadamente los directores con poco eco internacional no tienen tantas posibilidades como George Lucas, Ridley Scott, James Cameron o Christopher Nolan de crear una obra de ficción donde primen los costosos efectos especiales que hagan las delicias tanto de espectadores como de críticos.

Rian Johnson y Joseph Gordon-Levitt en el set de rodaje

«Dudas existenciales acerca de las posibles alteraciones en el orden natural, tanto presente como futuro, asaltan continuamente al espectador a lo largo de la película»

Quizá por eso ‘Looper’ sea para muchos la mejor película de ciencia-ficción del año: poco dinero y muchas nueces. Es cierto que otros títulos muy llamativos como Prometheus’ pueden hacerle sombra (soy de los que aprecian la controvertida precuela muy muy lejos de la magnificencia de la original, cierto, pero un verdadero hito cinematográfico en la carrera de Scott), pero no hay nada como degustar una buena película independiente hecha con pasión, conocimientos del medio y un presupuesto ajustado. El título en cuestión ya puede resultar controvertido por la siempre polémica premisa de los viajes en el tiempo. Con un topic de esas características se da por hecho que la película va a abrir un perenne debate acerca de las numerosas interpretaciones que puede generar. Y esta vez no iba a ser diferente. ‘Looper’se presenta como una enrevesada historia de viajes en el tiempo en el que los loopers (asesinos del tiempo) acaban con personas enviadas del futuro por los jefes de la organización para la que trabajan. Pero cuando Joey, el protagonista, tiene que deshacerse de su «yo» futuro, lo deja escapar y altera el orden establecido por la empresa. Entonces se mete de lleno en un juego del gato y el ratón donde ambos serán perseguidos hasta ser capturados. Dudas existenciales acerca de las posibles alteraciones en el orden natural, tanto presente como futuro, asaltan continuamente al espectador a lo largo de la película, lo que probablemente provoque que este reste importancia a la historia y se centre en desenreadar los hilos, algo que, depende de por dónde se mire, beneficia a la película, pues deja claro que necesita un segundo visionado y que la gente va a hablar de ella, convirtiéndola en el «trending topic» de la cartelera. 

Bruce Willis y Joseph Gordon-Levitt

«Willis da un verdadero brochazo de pintura reluciente a una película gris y sombría, distante por su objetividad, analítica y enrevesada»

El reparto quizá sea lo más peculiar de  ‘Looper’. Joseph Gordon-Levitt ya había trabajado con el director en Brick’ y había estado bajo las órdenes de Christopher Nolan en su excepcional thriller futurista, Origen’. Bruce Willis, un veterano consagrado del cine de acción, también había trabajado en la onírica ’12 Monos’ de Terry Gilliam. Emily Blunt participó hace dos años en ‘Destino Oculto’ de George Nolfi. Todos ellos son actores con experiencia, tanto en la interpretación como en el cine de ciencia-ficción, pero siento decir que no acabo de ver a Levitt como asesino del tiempo. Lo considero demasiado forzado en un papel de estas características y quizá sea esa la razón por la que el filme no acaba de convencerme. Willis da un verdadero brochazo de pintura reluciente a una película gris y sombría, distante por su objetividad, analítica y enrevesada (la escena de la conversación en el bar de carretera es, con diferencia, lo mejor de toda la película, y todo gracias a él). Pero el que de verdad merece una mención especial es el joven Pierce Gagnon, cuyo papel de niño con poderes telekinéticos es, simple y llanamente, sobrecogedor. Creo que todos en la sala quedamos petrificados cuando grita a su madre «¡Te odio, mentirosa, mentirosa, mentirosa!».

«Una fábula Niscif con el sello independiente de los buenos cineastas»

En definitiva, ‘Looper’ es una película que cumple con sus objetivos: pone en segundo plano los pomposos efectos visuales para centrarse en la objetividad de la historia, innova creando un oscuro y distante relato de asesinos donde el protagonista es un antihéroe, cumple con su función de causar controversia entre el público al conseguir enrevesar los hechos con viajes en el tiempo y deja muy claro que su película no pretende ser Transformers’, sino una fábula Niscif con el sello independiente de los buenos cineastas. Su objetivo es agradar tanto a público como a crítica, y lo consigue. Lo único que se le puede echar en cara es un reparto mal escogido (Levitt y Blunt no me acaban de convencer en sus respectivos papeles), abusar de la renegrida fotografía, que llega a resultar molesta, y que la primera media hora de introducción a la historia resulte demasiado rápida.

Eso sí, independientemente de cuál sea la opinión, ninguno quedará indiferente. 

David Reszka – Critica Tu Cine Twitter: @David_Reszka

 

Trailer ‘Looper’ en V.O.

www.loopermovie.com

 

Con la crítica de ‘Looper’ de David Reszka, alumno de 1º de Estudios Superiores de Cinematografía y TV, inauguramos la participación de la Comunidad TAI en la creación de contenidos para el blog ¡Bienvenido David! Todos los que queráis expresar vuestras inquietudes artísticas y culturales no dudéis en ponernos en contacto con nosotros en comunicacion@escuela-tai.com

 

 

 

Scroll To Top