Estás aquí: Inicio / Cine y TV / Los diseños robados / René Azcuy

Los diseños robados / René Azcuy Master class con el premiado diseñador cubano +

_L7A3456

La conversación fue abierta con la intervención del antiguo profesor de la Escuela Universitaria TAI, Antonio, historiador de cine, periodista y gran conocedor del trabajo de René. Su estancia en Italia le sirvió para descubrir el cine cubano y en concreto el trabajo de los cartelistas cubanos. Eran los años 70 y los carteles cubanos tenían una particularidad que los diferenciaba de todos los otros carteles que se producían en el resto del mundo: eran serigrafías. Se producían en tiradas muy pequeñas, entre 300 y 500 de los que solo unos pocos salían de Cuba para acompañar a las películas en sus giras por el extranjero.

Fue entonces cuando René hizo el cartel para la película Baisers Volés (Besos robados) de Truffaut. Un trabajo muy particular que se alejaba de la estética de la película, lo que le llevó a diferenciarse de los demás y lograr el reconocimiento que le lanzaría a la fama. 

Master class Rene Azcuy escuela universitaria TAI

Master class con Rene Azcuy en la Escuela Universitaria TAI / MENDÍA ECHEVERRÍA-TAIFOTO

Sin embargo René ha dejado de diseñar, puntualiza. En la actualidad se dedica al asesoramiento en el acto de creación, aspecto clave de todo diseñador. Le apasiona la docencia y estar rodeado de jóvenes creadores. Es profesor en la Benemérita Universidad de Puebla y en la Universidad de Xochimilco y ha desarrollado colaboraciones con más de 33 universidades. Por ello Azcuy no quiere hablar de su obra, sino de aspectos clave del trabajo del diseñador.

‘La esencia de la personalidad creativa, afirma René, es lo divergente, la inconformidad. La originalidad’ 

Trae a la conversación la preocupación de una estudiante sobre la recurrencia de los alumnos. Pero él apunta que ser recurrente no es un problema sino que lo interesante es descubrir quienes son los ocurrentes. Todos recurrimos porque nos formamos a partir de hábitos adquiridos, buscamos referencias en otros, nos influye el trabajo de los demás. Es parte de la educación de los sentidos, la influencia del primer periodo.  Todos los grandes han sido influenciados por otros, lo que toca elegir es qué pensamientos y personas son interesantes y no perdernos en los que no.  No debe el estudiante todavía preocuparse por generar un lenguaje propio, eso llegará después, no en la etapa de formación.

_L7A3441

Alumnos en la master class / MENDÍA ECHEVERRÍA-TAIFOTO

Continua afirmando que no hay que temer a la profanación. La esencia de la personalidad creativa, afirma René, es lo divergente, la inconformidad. La originalidad. El deseo de decir algo y al mismo tiempo el deseo de permanecer en silencio. El quiebre de la racionalidad. No entrar en el hecho de lo funcional. El sedentarismo es totalmente perjudicial para el acto de creación al igual que lo normativo. El diseñador debe emanciparse.

La reflexión que preocupa a René en la actualidad es la relación entre signos y metáforas.  A partir de mostrar una variada selección de diseños, entre ellos el famoso cartel de Shigeo Fukuda para la campaña de donación de sangre, plantea la cuestión de hasta qué punto el concepto metafórico está dado por el símbolo. En este caso el corazón como símbolo responde a varios conceptos al tiempo que la gota que cae actúa también como símbolo principal. Es la combinación de los dos símbolos lo que logra el concepto. 

_L7A3424

Alumnos en la master class / MENDÍA ECHEVERRÍA-TAIFOTO

Cuando se utiliza un símbolo como experiencia gráfica se pretende fijar un concepto. El símbolo es el resultado de un proceso de análisis y síntesis, supone la reunión de campos semánticos asociados a una representación.

Terminaremos con una de las citas que René presentó el jueves. Cuando en la película del Cartero de Pablo Neruda, éste le pregunta -Maestro, ¿qué es poesía? – y Neruda responde, -Metáfora hijo-.

Por María Buey, alumna del Área de Escenografía

 

 

 

 

 

Scroll To Top