Estás aquí: Inicio / Artes Escénicas / Los jóvenes actores de TAI Escénicas llevan al Teatro de La Abadía un texto de Angélica Liddel bajo la dirección de Víctor Velasco

Los jóvenes actores de TAI Escénicas llevan al Teatro de La Abadía un texto de Angélica Liddel bajo la dirección de Víctor Velasco ‘Maldito sea el hombre que confía en el hombre: un proyecto D’Alphabètisation’ podrá verse el 8 de marzo a las 19:30 horas+

El director Víctor Velasco lleva a escena la obra ‘Maldito sea el hombre que confía en el hombre: un proyecto D’Alphabetisation’ de Angélica Liddell el próximo 8 de marzo a las 19:30 horas en el Teatro de La Abadía interpretada por los jóvenes actores de TAI Escénicas. El montaje, basado en una desgarradora reflexión de Angélica Liddell sobre la desconfianza en el ser humano, es una pieza coral en la Velasco ha dado protagonismo al trabajo grupal de los alumnos del Centro Universitario de Artes TAI. Previamente, los días 1 y 2 de marzo, la obra se representará también en el Auditorio de su sede del centro de Madrid a las 19:30 horas.

Es el tercer año consecutivo en el que TAI Escénicas pone en marcha un proyecto profesional de la mano de un destacado director de la escena contemporánea; trabajo con el que culminan sus estudios los alumnos del Grado Oficial de Artes Escénicas.

“El universo de Angélica Liddell es oscuro, profundo, irreverente, desgarrado y nada complaciente. Se enfrenta a sus propios demonios y los plasma sobre el papel y el escenario a modo de testimonio. Sin embargo, sus textos, incluso los más lúcidamente descorazonadores, desbordan una vitalidad aberrante, que al encarnarse nos emociona como si estuviéramos asistiendo al renacer de algo que creíamos extinto. Y ese vitalismo desesperado es el protagonista de esta experiencia teatral. La obra, como su propio título anuncia, trata entre otros temas, de la desconfianza en el ser humano. La paradoja -otra entre tantas que definen lo teatral-, es que ha sido necesaria mucha confianza por parte de los alumnos para poder tratar con la desconfianza”, explica Víctor Velasco*.

El universo de Angélica Liddell

¿A cuánta gente despreciable hay que conocer para suplicar que ya no vuelva a ser concebido un solo niño más sobre la tierra? El universo de esta autora, directora e intérprete es oscuro, profundo, irreverente, desgarrado y nada complaciente. Angélica Liddell se enfrenta a sus propios demonios y los plasma sobre el papel y el escenario a modo de testimonio. Sin embargo, sus textos, incluso los más lúcidamente descorazonadores, desbordan una vitalidad aberrante, que al encarnarse nos emociona como si estuviéramos asistiendo al renacer de algo que creíamos extinto. Y ese vitalismo desesperado es el protagonista de esta experiencia teatral. ‘Maldito sea el hombre que confía en el hombre: un Project d’alphabétisation’, como su propio nombre anuncia, trata entre otros temas, de la desconfianza en el ser humano.

 El Centro Universitario de Artes TAI

 Con un total de 45 años de experiencia educativa, el Centro Universitario de Artes TAI se ha consolidado como centro pionero y de excelencia en nuestro país en las enseñanzas artísticas universitarias, avalado por una sólida estructura académica y una intensa actividad de producción artística. El objetivo de TAI es educar en las artes de un modo inspirador, formando a creadores y ciudadanos para escuchar, transformar y mejorar la sociedad actual, y que los alumnos adquieran una alta competencia que les permita articular su mirada creativa y desarrollar sus creaciones con éxito.

*VÍCTOR VELASCO. Premio José Luis Alonso para jóvenes directores de la ADE, Velasco es licenciado en Dirección de Escena y Dramaturgia por la Resad.  Sus últimos trabajos han sido Furiosa Escandinava de A. Rojano para el Teatro Español; Las horas contadas y La corrupción al alcance de todos de José Ricardo Morales para el CDN, y DioS K de A. Rojano para las Naves del Matadero.

También ha dirigido y versionado más de 20 espectáculos entre los que destacan El chico de la última fila, Las sillas, La chinche, Acreedores, El cántaro roto o La injusticia contra Dou E. combinando su trabajo como director con ayudantías de dirección en teatros nacionales (CNTC, CDN) y en la empresa privada. Su propuesta de El chico de la última fila de Juan Mayorga, Premio José Luis Alonso para jóvenes directores de la ADE, fue galardonado también con el Premio del Jurado al mejor montaje de Teatro en la Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca 2012 y el Premio del Público del XXI Festival de Teatro Hispánico Don Quijote de París 2012.

Scroll To Top