Estás aquí: Inicio / Cine y TV / Los valores educativos del cine

Los valores educativos del cine TAI en el Festival Internacional de Cine y Educación de Madrid+

EDUDACINE_portada

Cartel de Educacine

¿Ver productos cinematográficos en múltiples pantallas afecta a la experiencia? Es una de las cuestiones que se debatieron en las jornadas de Educacine, Festival Internacional de Cine y Educación de Madrid, celebradas entre el 1 y el 4 de febrero.

El Festival reunió a más de 3.000 estudiantes de Secundaria y Bachillerato y unos 1.200 educadores, con proyecciones matinales y vespertinas en CaixaForum y en los Cines Conde Duque Santa Engracia. Numerosos expertos ejercieron de anfitriones para liderar las reflexiones que suscita la revolución digital.

En la jornada del día 2 se organizó una mesa redonda sobre la optimización de las obras audiovisuales en el ámbito educativo. La Escuela Universitaria TAI estuvo representada por Pilar Ruiz, productora de reconocida trayectoria, y fundadora de nuestra Escuela, con gran influencia en su progreso a lo largo de sus 45 años de historia.

Durante la charla, Pilar comentó que la tecnología ha facilitado que cualquiera pueda hacer un corto, incluso un largometraje, mientras que antes se necesitaban unos medios impresionantes. En cambio, esto “no quiere decir que sea un producto viable comercialmente, aunque circulen muchos vídeos; hay que seleccionar lo que realmente tiene una calidad profesional”. Afirmó que ahí es donde entran las escuelas, como TAI, que “pretenden canalizar todo ese potencial en un trabajo de oficio bien hecho. No vale cualquier cosa; hay que empezar a diferenciar”.

Educacine, jornada día 2

Mesa redonda: ¿Dónde y cómo deben verse las películas?

Citando Ken Robinson, Pilar Ruiz expuso que a los niños, desde pequeños, se les fomenta la creatividad, pero que el sistema educativo, al comenzar la Primaria, les inculca otras materias que se consideran más importantes en su desarrollo profesional, y las Artes desaparecen. “Cuando un niño tiene actitudes diferentes al resto se le lleva al psicólogo, se le considera hiperactivo, pero luego resulta que tiene un potencial creativo impresionante”, comentó. Le gustaría que “en el sistema educativo se potenciara más que los alumnos tuvieran contacto con todas las Artes en general”.

En este contexto, la Escuela TAI es un centro singular de formación ya que se dedica exclusivamente a las Artes. Por ello, Pilar afirmó que les “ha costado mucho trabajo elevar el mundo de las Artes a categoría universitaria, y sobre todo el Cine. Antes, se consideraba que estudiar una actividad artística era algo de menor importancia”.  Desde su experiencia, “ha sido muy duro y muy difícil llegar hasta aquí, pero en la Escuela hay cinco grados universitarios nuevos”, y eso es un gran paso adelante. “Es una tarea que nos propusimos y que hemos conseguido”, concluyó.

Además, en los coloquios de proyección de películas participaron otros miembros de TAI como Álvaro Ordóñez, Director de Estudiantes y Extensión Académica; Ricard Carbonell, Responsable del Área de Música; Mónica Aranegui, Directora del Grado de Bellas Artes y Diseño; Juan Francisco Viruega, Director del Grado de Cinematografía y Artes Audiovisuales; y Carlos Esbert, Director del Máster en Documental Creativo y Cine Experimental.

 

Scroll To Top