Estás aquí: Inicio / Cine y TV / “Me interesa mucho la vida de personas normales en situaciones límite”

“Me interesa mucho la vida de personas normales en situaciones límite” Entrevistamos a Marina Seresesky, directora de 'La Boda', 'Premio TAI al Mejor Cortometraje' en el Festival de Cine de Madrid+

Marina Seresesky recogiendo el ‘Premio TAI al Mejor Cortometraje’

Después de tres jornadas de visionado y varias horas de debate y deliberación, el jurado de alumnos decidió por unanimidad que el ganador del ‘Premio TAI al Mejor Cortometraje’ debía ser ‘La Boda’. Ni más ni menos que entre 50 piezas presentadas al Festival de Cine de Madrid destacó la obra dirigida por Marina Seresesky. La música, el ritmo, las interpretaciones, la iluminación… y quizás sobre todo el guión de una historia entrañable, cómica y dramática al mismo tiempo, hicieron que los estudiantes de TAI consideraran que era la digna merecedora de este premio.

Fotograma de ‘La Boda’

Tres miembros de este jurado de alumnos fueron precisamente las encargadas de abrir el sobre que contenía el nombre de la ganadora en la Gala de clausura del FCM organizada por la Plataforma de Nuevos Realizadores: Marina Seresesky. Ya al salir al escenario para recoger el premio pudimos comprobar la simpatía de esta directora que, estatua en mano, quiso destacar lo contenta que estaba porque ‘La Boda’ hubiera destacado ante unos espectadores tan críticos como suelen serlo los estudiantes de cine.

Estudiantes del Jurado TAI en el momento de entrega del Premio

Las estudiantes TAI Rocio Acosta, Rocio Pina y Marina Cruz entregando el Premio

Tras la Gala hemos podido conversar con Marina, directora, guionista y siempre actriz (sin ir más lejos ha protagonizado ‘Agosto’ del Centro Dramático Nacional, uno de los grandes éxitos de la pasada temporada teatral). Una agradable charla sobre su obra, motivaciones, inspiración y amor por el cine que reproducimos a continuación.

 

¿Cómo surgió ‘La Boda’? 

Antes de empezar este proyecto trabajé en un documental que trata sobre este tema y que se llama ‘Madres 0,15 el Minuto’, habla de seis mujeres que viven en Madrid pero que proceden de distintas partes del mundo, tienen sus hijos fuera y hacen toda la educación a distancia.  Hablé con muchas mujeres inmigrantes y una de ellas me contó una historia parecida. Aunque no lo parece es una historia real.

¿Cómo fue el proceso de casting? ¿Conocías a las actrices con anterioridad?

La protagonista, Yailene Sierra, que era la que más me preocupaba, la había visto en una película que se llama ‘Habana Blues’ de Benito Zambrano. Yo estaba buscando una mujer cubana pero que tuviese una expresión muy triste en la cara, a diferencia de la mayoría de cubanas. Me puse en contacto con ella y enseguida aceptó. Luego con Elena Irureta, que es con la que ya hice mio anterior cortometraje, ‘El Cortejo’, soy capaz de escribirle un papel de florero, la adoro y me encanta trabajar juntas así que cuando escribí la peluquera ya sabía que lo iba a hacer ella. Y después, a partir de la protagonista, fui armando el resto del elenco.  

“Actriz seré siempre pero ahora mi dedicación absoluta es ser directora”

Además de directora eres actriz ¿Actualmente estás más centrada en la actuación o la dirección?

Mi trabajo como actriz es lo que hago siempre, llevo muchísimos años y creo que es lo que voy a hacer toda la vida salvo que me tenga que retirar. Pero ahora estoy más centrada en mi trabajo como directora, estoy moviendo mi largo…mi dedicación absoluta es ser directora.

¿Has desarrollado algún proyecto en el que te dirijas a ti misma?

Admiro muchísimo a los que lo pueden hacer, pero yo no. Me encanta dirigir y me encanta todo lo técnico como para estar pensando si tengo bien el pelo…la parte de actuación la tengo cubierta (risas).

Fotograma de ‘La Boda’

Siendo actriz, ¿Cómo te has planteado el trabajo de dirección de actrices en ‘La Boda’?

Lo que tiene la experiencia de actriz es que se fácilmente como pedir lo que necesito porque se lo que es trabajar de actriz y lo que uno necesita cuando se bloquea, cuando no encuentra como decir las cosas, entonces me resulta muy fácil. En el caso de estas actrices muchas ya nos conocíamos y la confianza, en estos casos, ayuda mucho. Creo que la confianza es un punto a favor y el trabajo como actriz me sirve para saber lo que pedir, no generar inseguridades,  para estar tranquilo, crear un buen ambiente en rodaje… todo eso ayuda.

‘El Cortejo’ fue un funeral, luego ‘La Boda’… ¿alguna razón para escoger este tipo de celebraciones como punto de partida para tus historias?

No tiene mucha relación, y mucha gente me ha dicho ¨primero el cortejo y después la boda¨ como si fuese una continuación. La verdad es que no tiene nada que ver, yo cuando escribo me gusta hacerlo en lugares extraños y creo que esto tiene que ver con que no escribo para localizaciones normales aunque estén dentro del ámbito cotidiano, como te imaginarás me odia el productor (risas).

“Estar en el filo, al segundo es comedia y al siguiente segundo ya no lo es, me gusta mucho ese estilo”

En el ‘El Cortejo’ la mayor parte del peso recae sobre personajes masculinos, en cambio en ‘La Boda’ son todos femeninos ¿Buscabas un tipo de historia asociado al género? 

Salió por casualidad, creo que es lo que pedía la historia.  No fue buscado, ahora mismo estoy escribiendo otra cosa y hay de todo, pero dio la casualidad que se formó ese elenco.

Tanto ‘El Cortejo’ como ‘La Boda’ son comedias pero terminan de modo amargo… ¿Cómo te has planteado esta unión de contrarios? 

Eso si que es muy intencionado, y tiene mucho que ver con lo que a mi me gusta como espectadora y lo que a mi me gusta escribir. Estar en el filo, al segundo es comedia y al siguiente segundo ya no lo es, me gusta mucho ese estilo y esa manera de contar las cosas, admiro a la gente que lo hace. Aquí hay grandes directores que lo hacen, al igual que en Argentina. 

Fotograma ‘La Boda’

Ambos cortos reflejan un ambiente costumbrista y social ¿Es un tipo de cine en el que estás interesada?

La verdad, si que es un tema que me interesa. También me interesa mucho la vida de personas normales en situaciones límite o más extrañas. Estoy muy conectada y sensibilizada con el tema social pero sin perder el humor porque muchas veces el cine se asocia con un sentimiento de sufrir, de qué mal está todo… pero prefiero verlo con humor, inteligencia, actuaciones muy rápidas y ligereza.

La música, los títulos de crédito en ‘La Boda’… acompañan muy bien y redondean la experiencia como espectador ¿Cómo te planteas estos aspectos de una obra cinematográfica?

En música todo lo que he hecho ha sido con Mariano Marín, un músico de cine maravilloso que ha trabajado con Amenabar (entre otros), y para mí es fundamental. Me gusta mucho la música bien puesta y nos fuimos entendiendo cada vez mejor. Para mí fue muy fácil pedirle lo que necesito, y fuimos creciendo juntos, en este último corto pudimos grabar los instrumento en estudio, que en un corto suele ser imposible, este corto quería mimarlo mucho.

Luego los títulos de crédito también.  Suele pasar en los cortos, o que están descuidados o que son más interesantes que el propio corto. Yo quería cerrar con unos buenos títulos pero que no se comiera al cortometraje.  Me he entendido muy bien con una gente que se llama Machango Estudio que hacen animación para darle un toque final que me parece que cierra muy bien el corto.

“Es fundamental lanzarse. Lo importante es salir, rodar, poner las ideas en común”

¿Dónde te formaste Marina? 

Como directora me he formado de manera autodidacta. Antes de ponerme a trabajar he estado mucho en rodajes, he escrito mis cosas antes de preparar mi primer guión. La primera vez que dirigí mi primer corto no había estado nunca dirigiendo otras cosas. Yo sé que esto no es bueno, hay que estudiar… me hubiera ahorrado muchos dolores de cabeza.

Como actriz he hecho el conservatorio de arte dramático, he hecho muchísimos cursos, como guionista también pero no tengo un aprendizaje técnico. 

¿Algún consejo para los estudiantes de Cine e Interpretación? ¿Cómo les animarías a desarrollar y poner en pie sus propios proyectos?

Es fundamental lanzarse, quedarse a esperar con lo que está pasando…aunque uno tenga una pequeña idea, con poco presupuesto y un pequeño grupo de gente son pequeños pasos que ayudan muchísimo. Lo importante es salir, rodar, poner las ideas en común, armar y acostumbrarse a trabajar en equipo, que todo el mundo piensa que es fácil pero en el momento hay tantos imprevistos que hay que aprender tanto de la parte artística como de la humana. Y eso solo se aprende trabajando, rodando, saliendo aunque sea con un móvil… pero lo importante es hacerlo, si no supone la muerte del artista.

 

Muchas gracias a Marina por haber creado un cortometraje tan especial como ‘La Boda’ y por dedicarnos estos minutos de conversación sobre el cine. Esperamos que las próximas ediciones de un certamen tan único como el Festival de Cine de Madrid nuestros estudiantes sigan ejerciendo de Jurado y disfrutando con obras de tanta calidad.

Sinopsis:
Mirta es cubana y vive en Madrid .Como muchas inmigrantes trabaja en la limpieza. Hoy a las seis de la tarde se casa su hija. Pero nada sale como ella planea, y llegar a esa boda es mas dificil de lo que parece.

Trailer ‘La Boda’:

Cortometraje ‘El Cortejo’:

 

 

 

Scroll To Top