Estás aquí: Inicio / Música / Pasaje a Oriente

Pasaje a Oriente Encuentro con los profesionales de la Orquesta Nacional de España+

Ensayo de la One

Encuentro con los profesionales de la ONE / VIRGINIA ROTA

La Escuela TAI en colaboración con la Orquesta y Coro Nacionales de España organizó un motivador encuentro entre los alumnos del Área de Música y los profesionales de la Orquesta Nacional. Tanto los alumnos del Grado en Composición de Músicas Contemporáneas como los del Curso de Preparación Musical asistieron como oyentes al ensayo general del concierto que se interpretaría unas horas después para el público de abono de la ONE en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional.

Finalizado el ensayo los alumnos de TAI MÚSICA tuvieron la oportunidad de escuchar y participar en la charla con los artistas al frente del proyecto, la prestigiosa solista de sitar Anoushka Shankar, el director de orquesta Jordi Bernàcer y el orquestador José Luis Greco. Los futuros compositores repetían experiencia en su puesta en contacto con los profesionales de la música clásica y, además, en el espacio indicado para la interpretación de la música sinfónica en concierto, el Auditorio Nacional.

El programa del concierto estaba compuesto por la popular obra de Nikolai Rimsky-Korsakov, Scheherezade, op. 35 y por el Concierto para sitar y orquesta n.º 2 de Ravi Shankar, padre de Anoushka. Un programa en definitiva cargado de referencias de Oriente “con dos enfoques claramente diferentes del mundo oriental”, como comentaba Pablo del Fresno, alumno de 1º de Grado.

Vista a la ONE / VIRGINIA ROTA

Encuentro con los profesionales de la ONE / VIRGINIA ROTA

Sandra Ortega, de primer curso, nos decía: “Fue curioso contemplar cómo los músicos occidentales nos mostramos rígidos y rigurosos ante las partituras frente a la espontaneidad, la armonía y la quietud con la que los orientales se enfrentan a la música. La Orquesta Nacional nos regaló una orquestación brillante y de ensueño con la ejecución de la obra de Rimsky-Korsakov, Scheherezade. Mientras que Anoushka Shankar trajo la magia al Auditorio y junto a la orquesta, recreó un universo de texturas y emociones del que fue una experiencia única formar parte.”

Esa misma sensación se llevó Íñigo Martínez de Pisón, delegado de 1º: “La presencia de Anoushka Shankar tocando con la Orquesta Nacional me impactó: dos tradiciones musicales conviviendo en un mismo escenario, sin que se pierda ni la armonía ni la frescura de ambas.” Y reflexiones como la de José Luis Valdivia, de primer curso, “esta unión entre Oriente y Occidente ha creado una atmósfera inolvidable, una prueba más de que la música está por encima y puede unir estas culturas tan diferentes.” De hecho, para José Gómez, estudiante de primer curso y quien no había tenido la oportunidad de escuchar una orquesta “tan de cerca” nos confesó que mientras escuchaba las obras, dejó su mente en blanco y pudo vivir durante unos instantes otra realidad, fuera de nuestra cultura, sintiendo algo más oriental y totalmente diferente a su experiencia de lo cotidiano. “La fusión de dos culturas. La globalización de la música”, expresaba Carolina Fontecha, de segundo del Grado en Composición.

Vista a la ONE / VIRGINIA ROTA

Encuentro con los profesionales de la ONE / VIRGINIA ROTA

En cuanto a Scheherazade José Luis reflexionaba acerca de que “sólo un auténtico maestro como Rimsky-Korsakov puede presentar dos temas, alargarlos una hora y hacerlo con tanta belleza.” Roy Santana, de 2º, muy acertadamente la definía como una “obra romántica con típico color ruso de la época y del compositor que, a pesar de su procedencia rusa, transporta maravillosamente a regiones de Oriente Medio sin perder en ningún momento el gusto occidental.”

Muy atentos a los movimientos que realizaban los profesores de la ONE, “todos tan compaginados como si de una coreografía se tratase”, decía Victoria Benito, de primero del Grado, “me maravilló la primer violín. Era increíble su sonido y la elegancia de su interpretación.” Como Pedro Pérez, del Curso de Preparación, que destacó el virtuosismo de la concertino. “Fue fascinante la expresión corporal y musical que transmitió.” En cuanto al trabajo del director, Jordi Bernàcer, también opinaba que le parecía maravillosa la forma que tuvo de elogiar a sus músicos y la humildad que mostró al decir: “No se trata de imponer mi Scheherazade, sino de compartirla”. 

La segunda obra supuso un descubrimiento para muchos de los estudiantes de TAI, ya que era la primera vez que escuchaban un sitar en directo. La sitarista que daba vida a la obra de su padre, Ravi Shankar -compositor recientemente fallecido y conocido en todo el Movimiento Hippie por ser el profesor de sitar de George Harrison, de la banda The Beatles-, Anoushka Shankar, estaba sentada con el sitar en su regazo sobre una tarima cubierta con una alfombra, algo totalmente inusual en el Auditorio. La intérprete “disfrutaba de cada nota que salía de su instrumento y nos permitía disfrutarlo a nosotros también” comentaba Natalia Laguens, delegada del primer curso del Grado. “Tener el privilegio de escuchar un concierto de Ravi Shankar interpretado por su propia hija es insuperable”, decía Javier Cobreros, de 2º. Y añadía “me quedo, sin duda, con la atmósfera hipnótica que se creó desde el primer momento en el que suena el sitar.”

Vista a la ONE / VIRGINIA ROTA

Encuentro con los profesionales de la ONE / VIRGINIA ROTA

 

Para otros, como Pepe Doncel, de segundo curso, “si tuviera que quedarme con algo de ese viernes, me quedaría con la charla.” Idea que comparte con Sergio Italiano, también de segundo, para quien “el coloquio con los maestros fue divino”. Y Gonzalo Encinal, de primero, pensaba que “es un privilegio poder charlar con músicos de tal calibre, en un ambiente tan coloquial y exclusivo. Ahora puedo fardar por ahí diciendo que estuve con la hermana de Norah Jones y la hija de Ravi Shankar.” Para Alejandro García, de 1º, “un ideal de mujer que me dio un ejemplo de lo que significa ser músico, en todos los niveles y dejando de lado cualquier diferencia cultural.”

Para Thais Matamoros, alumna del Curso de Preparación Musical, resultó maravilloso presenciar en vivo cómo trabajan los profesionales y ver cómo funciona todo el entramado de la música sinfónica, además de poder hablar con ellos y poder abrir su campo de conocimiento y el de sus compañeros como futuros profesionales de la música. “Fue un honor poder estar delante de estos tres profesionales y escuchar sus experiencias en este mundo musical en el que cada vez estamos más metidos”, decía Carolina. Para Guillermo Sánchez, de primer curso, “fue un gran placer hablar con Anoushka y con el Maestro, los cuáles nos dieron su visión y su opinión acerca de las obras interpretadas y de la música en general. Una mujer que trabaja desde el oído exclusivamente puede sorprenderte a la hora de enfrentarse al hecho musical… Quizás lo haga de una forma más humana.” A Pedro también le pareció muy provechoso, “los tres demostraron su grandeza como personas y como músicos al ofrecernos un poco de su tiempo, que debido a su trabajo, es muy valioso. Es de apreciar.” De igual manera que a Javier Berzal, su compañero de curso, quien “del maestro Jordi Bernàcer destaco la cercanía con la que nos habló dirigiéndose a nosotros como a sus iguales y la visión que tiene como director de  orquesta. No es su misión imponer su criterio y anular al músico sino que se conviertan en un equipo y colaboren juntos. Fue muy importante también la intervención del orquestador  aportándonos la visión de alguien que tuvo la suerte de trabajar con el maestro Ravi Shankar.”

Los alumnos también se alegraron de poder contemplar las partituras de la obra de Shankar que Jordi Bernàcer les dejó para que las pudiesen ver. “Me fijé en que por su parte están muy estudiadas ya que se podían ver anotaciones por todos los sitios. En general la visita fue fantástica y espero poder ir a más ensayos de ahora en adelante al Auditorio Nacional” decía Ismael Recuenco, alumno de 1º.

Vista a la ONE / VIRGINIA ROTA

Encuentro con los profesionales de la ONE / VIRGINIA ROTA

Entre los efectos positivos del encuentro destaca la motivación que inspiró entre los estudiantes de música como refleja en sus comentarios Milo Giraldo, de 1º: “nada más llegar a casa tras el ensayo, obtuve las obras que allí se ensayaron. Absolutamente brillante.” Natalia nos decía, en resumen, que “fue una mañana inolvidable ya que pudimos disfrutar de un apasionante Viaje a Oriente sin necesidad de movernos  de la butaca del Auditorio Nacional de Madrid.”

Todos agradecimos a Rogelio Igualada, coordinador del Proyecto Pedagógico de la Orquesta Nacional de España su calurosa acogida y recogimos alegres su sincera invitación a que compartiéramos con ellos más encuentros y más música.

 

 

Scroll To Top