Estás aquí: Inicio / ÁGORA / Visita al teatro

Visita al teatro Los alumnos de estudios superiores de Artes Escénicas visitan el teatro Valle Inclán y el Maria Guerrero+

El jueves y viernes de la semana pasada algunos alumnos de Estudios Superiores de Arte Dramático fuimos de visita al teatro Valle Inclán y al Maria Guerrero. Acompañados por una guía recorrimos al completo estos dos edificios. 

En primer lugar, el Teatro Maria Guerrero, llamado originalmente Teatro de la Princesa, es un teatro al estilo Italiano, predomina el terciopelo rojo y con cuatro niveles de palcos hace de este teatro algo increíblemente bello. Las ornamentaciones del techo, la elegancia de las butacas o las barandillas de metal. Ademas este teatro tiene muy buena acústica, ya que todo los niveles tienen forma de herradura. Recorrimos absolutamente todo el teatro, desde el escenario hasta peluquería, pasando incluso por el foso o por el taller de escenografía. Y es necesario decir que en este teatro ademas se forjo la afamada frase de “Mucha mierda” como medio para desear suerte, ya que como nos explico la guía, en las cuadras que antiguamente se situaban al lado del teatro, se guardaban los carruajes de la gente que iba a disfrutar de la obra, entonces al finalizar, a la hora de limpiar las cuadras, dependiendo de el nivel de “mierda” que hubiese, suponía que habría sido una función con mas o menos éxito.  El teatro cambio innumerables veces de gerente, pero la mas importante fue sin duda Maria Guerrero quien compró el teatro y representó en el durante muchísimos años, y fue a raíz de esto por lo que como homenaje a esta actriz se le cambio el nombre al teatro.

Y al contrario que el Maria Guerrero, el Teatro Valle Inclán es un teatro completamente contemporáneo. Galardonado con premios de arquitectura, este teatro tiene una extensión total de mas 5000 metros cuadrados. Al más puro estilo industrial, el gris y el negro predominan en este teatro. Se juega mucho también con las luces y las sombras, con la luz natural y artificial.  La puerta a la sala de representaciones es un libro gigante, metáfora de la fusión de arte y literatura. Este teatro con 500 plazas,(10 menos que el María Guerrero)  tiene la característica que se puede representar en cualquier lugar de la sala, no tiene que ser específicamente en el escenario, las gradas se pueden nivelar, desatornillar y cambiar de dirección a gusto del director y de las necesidades de la obra. Abastecido de un equipamiento cuanto menos increíble que descubres poco a poco mientras recorres sus innumerables pasillos. Los camerinos, los fosos, los talleres de sastrería y peluquería… Es un teatro completamente diferente al Maria Guerrero, juega mucho con formas geométricas y con la sencillez. 

Poder visitar estos dos teatros, ademas así, en días consecutivos ha sido todo un regalo, ya que muchas veces entras directamente a ver la obra y no te paras a observar que el teatro en si, es también una autentica obra de arte.

 

_Dany Gestido

 

Scroll To Top